jueves, 3 de septiembre de 2009

Nota 434: UNA CENA RADICAL, ARTE Y POLÍTICA Y LA HORA DE LA PIRÁMIDE DE LOS QUE NO SE RINDIERON A NADA NI A NADIE


Tengo una concepción, hay otras, dialéctica de la política en tanto realidad en movimiento. No coincido con el sentido del arte de los marxistas (más que todo leninista) y su realismo socialista terminó siendo un fiasco desde el determinismo materialista. Creo si, que el arte y la política son funcionales y que en la odisea de La Medusa Tehodore Gericault utiliza el lienzo de manera magistral como denuncia pero, también, para resaltar el movimiento que implica el sentido de la esperanza. El Ppt www.frrg.utn.edu.ar/frrg/Apuntes/ar/labalsa.ppt expresa bastante bien las diversas actitudes de los náufragos, pero más el carácter de vanguardia de los de la “pirámide humana” que llevan adelante a la vida luego de un drama terrible. Para mi es de una feliz coincidencia, y solo eso, que el estandarte sea el rojo y blanco, en este caso de una camisa. Utilizo La Balsa de la Medusa para relacionar al naufragio de la política, y el radicalismo con la catástrofe del 2001, asumiendo en su totalidad lo ocurrido y que expresa tan bien el precursor francés del romanticismo y que se explica en http://www.clarin.com/diario/2004/01/24/s-04301.htm también de un modo expresivo. Lo hago desde la cena-acto del 40ta aniversario de la Fundación de la Franja.
No solo para la resolución de controversias internas sino en el sentido de remover obstáculos reconociendo otros sujetos y conductas en “la Balsa”. Y para sacar las cosas adelante. Lo que parecía una quimera ya no lo es por que estamos más cerca, en tiempo y distancia, de la costa que al naufragio.
Anoche fue una expresión bien clara de esta visión optimista. Poniéndose en valor a “los radicales que resistieron” en línea con los de la pirámide humana. Lo que debió ser una cena con discursos “a los postres” terminó siendo una Asamblea . Originariamente estaban previstos los Presidentes de la Federación Universitaria Argentina y del Foro de Intendentes radicales, el Dr. Juan Manuel Casella, los Diputados Nacionales electos Maria Luisa Storani y Ricardo Alfonsín y Daniel Salvador y Gerardo Morales, Presidentes de los Comité Provincia y Nación, respectivamente. Se agregaron el Senador Sanz que brillara en la noche del Senado a propósito de la 125, los diputados radicales que expresaron a los pequeños y medianos productores en esas luchas, Chito Forte y Atilio Benedetti, el porteño Gil Lavedra y el santacruceño Costa, que aportó al radicalismo la victoria a los Kirchner en lo que suponían su feudo.
Todo previsto para 500 personas y “estalló” el salón y se habilitó otro para albergar un total de más de 650. Concejales, Intendentes, Diputados y Senadores Provinciales, autoridades partidarias de todo el territorio de la provincia de Buenos Aires, un número inesperado de jóvenes asumidos todos en militantes para la victoria del 2011. Acompañados por importantes dirigentes del interior y también sus Diputados y Senadores.
Se puso en claro el valor estratégico de la unidad de la UCR en el Acuerdo Cívico y Social y su carácter dirigente en tanto columna vertebral. Si el tejido que permitió conquistar 1.555.000 votos el 28 de junio pasado fue este Acuerdo, la trama que permitió resistir la polarización promovida fue la UCR y la urdiembre el Punto de Encuentro (como concepción de un nuevo método-concepción de la organización de la vida interna partidaria).
Anoche había un clima que forzaba olores de próximas victorias de un muy buen partido. Con el recuerdo de Alfonsín siempre presente como ADN que se aprecia probable si se cumple con el deber. Esa costa está mucho más cerca que la del lugar y momento del naufragio. Es que la cuestión era estar en movimiento y es repetir lo mismo, estar en movimiento. Así es la política. Y los progresistas son los que no se rinden a nada ni a nadie y miran a la política por encima de sus propia existencia.

2 comentarios:

Jorge Oscar dijo...

En la medida en que la dialéctica no sea un error de ortografía (urdiembre) y sea verdadera dialéctica (dialogo, no materialismo ni historicismo dialéctico) Punto de Encuentro será verdadero Encuentro como proponía Pichon-Riviére, sin necesidad de progresismo(palabra ambigua) que nos llevó a la Alianza frustrada y frustrante.

Raquel dijo...

Buena nota pero demasiado optimista... No veo la unidad que ella señala; quizá esté en la declamación pero los gestos, los hechos, la desmienten.